Coccidiosis

COCCIDIOSIS

La Coccidiosis es la enfermedad parasitaria que más estragos provoca en Avicultura, denominada también “diarrea blanca parasitaria”, “disentería roja” o “eimeriosís”.

Afecta a todas las aves criadas a piso de cualquier edad, siendo sus principales victimas los pollitos jóvenes, ya que su organismo ofrece poca resistencia a la infección.

ETIOLOGÍA

Originada por protozoarios de tamaño microscópico,   pertenecientes   al género   Eimeria,   los   cuales   son específicos de la especie.

La gallina doméstica sufre la invasión de nueve especies de coccidios, con diferentes grados de patogenicidad y se alojan en un sector determinado del intestino.

La infestación se produce por la ingestión del ooquiste esporulado y es necesario que exista una temperatura superior a los 4º C y bastante humedad.

TRASMISIÓN

Los agentes trasmisores son, por lo general, el agua, alimento y piso o cama contaminados en la fase del ooquiste esporulado.

Las aves silvestres, los roedores, el hombre, etc. suelen ser portadores intermediarios que difunden la enfermedad ya que los coccidios se encuentran ampliamente diseminados en la naturaleza, motivo por el cual resulta tarea imposible la cría de aves, sin que entren en contacto con los parásitos.

La difusión de la enfermedad es variable en relación al tipo de explotación y al medio que se desarrolla.

En las aves criadas en piso, con cama húmeda, se propaga rápidamente, especialmente de aquellas que suelen escarbar y comer del suelo, las que posteriormente sembraran de parásitos los gallineros.

El periodo de incubación varía de seis a doce días, de acuerdo a la especie de Eimeria de que se trate.

SÍNTOMAS

Antes de aparecer el primer signo de la enfermedad, se reduce e! consumo de alimento y también baja el consumo de agua.

Comienzan a observarse plumas sucias alrededor de la cloaca y aparece luego una diarrea blanco-cremosa, yesosa o de color castaño debido a la pérdida de sangre.

Los pollitos se ven tristes, débiles, con las alas caídas y las plumas erizadas y sin brillo.

En aves adultas los síntomas son menos visibles, disminuye el poder de absorción de las paredes intestinales, provocando un enflaquecimiento paulatino, debilitamiento por pérdida de sangre y baja de postura.

Es casi imposible que los intestinos de las aves estén completamente libres de estos parásitos, pero la gravedad de la infección dependerá de la especie y la cantidad de ooquistes ingeridos.

LESIONES

Eimeria tenella: se aloja únicamente en los ciegos y produce lesiones de consideración, siendo su patogenicidad muy alta.

Eimeria necatrix: se encuentra en el tercio medio del intestino y produce lesiones graves, siendo su patogenicidad muy alta.

Eimeria máxima: se ubica en el tercio medio del intestino y produce lesiones importantes, sus ooquistes son los de mayor tamaño y su patogenicidad es alta.

Eimeria bruneti: se halla en la última porción del intestino y produce lesiones muy graves, llegando a perforar el intestino, siendo su patogenicidad alta.

Eimeria acervulina: reside en el primer tercio del intestino y produce lesiones de cierta magnitud, estimando su patogenicidad media.

Eimeria miviati: habita el primer tercio del intestino y produce lesiones de cierta magnitud, resultando difícil diferenciarla de la Eimeria acervulina. Su patogenicidad es media.

Eimeria hagani, praecox y mitis: afectan el primer tercio del intestino; no producen lesiones y por lo tanto no se consideran patógenas.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN

Evitar la humedad en el piso o cama.

Limpieza   profunda  de   bebederos  y comederos.

Desinfección de pisos y paredes de las jaulas de cría.

Administrar coccidiostatos preventivos en el alimento o agua de bebida.

TRATAMIENTO

La nitrofurazona y furazolidona, actúa eficazmente sobre la mayoría de los tipos de coccidiosis, pero su utilización se encuentra prohibida por Resolución Ex-SENASA 248/95.

Se recomienda el uso de sulfamidas, como la sulfaquinoxalina.

Algunos Laboratorios suelen acompañarla con antibióticos y vitaminas que permiten obtener mejores resultados y ejercen una acción inhibitoria sobre otros organismos patógenos.

Resulta conveniente la administración diferentes drogas, a los efectos de evitar la resistencia por parte de los microorganismos a determinados medicamentos.

 

Fuente: Infogranja

Esta entrada fue publicada en 05. Problemas y enfermedades. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Coccidiosis

  1. andres dijo:

    Hola buenas tardes, ante la duda he estado utilizando Sulfadim, para prevenir un posible caso de coccidiosis en mi gallinero, les di el medicamento a todas las gallinas, este producto me lo recomendó la persona que esta a cargo de la tienda de fitosanitarios, y hoy quedo estupefacto cuando veo en internet en las características del producto que no esta autorizado para gallinas que pongan huevos para consumo humano ni administrar a pollos de mas de 4 semanas. Alguno de vosotros habéis utilizado el medicamento y en realidad es así, soy nuevo en esto y estoy un poco acoj…. OS agradecería me dijerais algo, muchas gracias

    • Granja Online dijo:

      ¿Has probado contra la coccidiosis tratamientos que no sean antibioticos o productos “agresivos”? Existen tratamientos más naturales, como los probioticos. Como no quiero parecer que hago publicidad de marcas en mi propia página, te envio un correo privado con mas datos. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>