Cómo lograr el rechazo de un cebo en perros

Aquí se explica cómo hacer para que un perro rechace los cebos y así sean ellos, y nuestros animales de granja, menos vulnerables a los ataques.

Fuente: Xeth

Primera fase: hacerle entender que no queremos que coja nada del suelo
Este punto es quizás el más fácil, pero también el que lleva más tiempo y necesita más atención.
Primera parte:
En el salón, la terraza… un sitio donde podamos relajarnos y a la vez estar atentos al perro, ponemos sobre una servilleta un trozo de algo similar a lo que suelen usar para cebos: salchicha, mortadela, un trozo de carne… vamos, algo rico para el perro.
Lo ponemos en el suelo, cerca de nosotros para poder controlarlo, y cada vez que se acerque, aunque sólo sea para olerlo, se lo negamos (le chistamos, le decimos NO, etc).
Esto lo tenemos que hacer el tiempo necesario para que ignore ese trozo de comida en nuestra presencia, si es necesario dos días, o cuatro, o dos semanas. En cuanto al tiempo diario, no nos pasemos, tampoco hay que ser crueles. Las primeras veces es mejor hacerlo después de que coma, así no se sentirá tan atraído y será menos frustrante para él. Según vayamos viendo que responde, podremos ir haciéndolo en cualquier momento del día.

Segunda parte:
Cuando veamos que el perro ignora el cebo cuando estamos presentes observándole, ha llegado el momento de ir alejándonos, simulando que estamos distraidos. Nos pondremos entonces a hacer alguna cosa habitual: fregar los cacharros, enredar en el jardín, tomarnos una cervecita con sus aperitivos… algo alejados del cebo. Es importante que el perro crea que estamos distraidos, pero estaremos observándole de reojo, con el cebo alejado de nosotros pero en nuestro campo visual.
Seguiremos el mismo proceso que en la primera parte, durante el tiempo necesario. Si vemos que el perro se acerca al cebo, se lo negaremos, y así hasta que veamos que lo ignora.

Esta entrada fue publicada en 07. Oficios y Técnicas. Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a Cómo lograr el rechazo de un cebo en perros

  1. jose abraham vidal dijo:

    gracias es una buena aportacion y muy interezante para los integrantes de la granja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *