Malinas (Bélgica)


Gallina Malinas.

Origen.
Procedente de la gallina nativa de la variedad cuclillo de Malinas (Bélgica), cruzada con las grandes razas asiáticas. Ha sido seleccionada por el plumaje y el tipo desde 1890 a 1891. El primer patrón se adoptó en el año 1895.

Caraterísticas generales.
Ave grande, pero ágil, con el dorso horizontal y el pecho ancho. De cresta pequeña con las orejillas rojas y los tarsos moderadamente emplumados.
Plumaje bastante blando, pero sin acolchonamiento exagerado.
Huevos: De 65 g mínimo, con la cáscara de color marrón.
Diámetro de las anillas: Gallo 24 – Gallina 22.

Peso: Gallo de 4,5 a 5 Kg. – Gallina de 3,5 a 4 kg.
Produce carne abundante, blanca y jugosa. Es un animal rústico, pero que pide cuidado para obtener los rendimientos deseados.

Morfología del gallo.
Cabeza: Fuerte, alargada y de tamaño mediano.
Cara: De textura fina, lisa y de color rojo.
Cresta: Sencilla, mas bien pequeña, derecha, regularmente dentada con cinco dientes y de color rojo.
Barbillas: De longitud mediana, redondeadas y rojas.
Orejillas: De longitud mediana, lisas, en forma de almendra y rojas.
Pico: Fuerte, más bien corto, ligeramente curvo y blanco, o lo mas claro posible.
Ojos: Grandes y redondos con el iris rojo anaranjado.
Cuello: De longitud mediana y con la esclavina hasta los hombros; grueso, curvado y fuerte sobre todo en la unión con el tronco.
Tronco: Macizo, ancho, rectangular y alargado.
Dorso: Largo y ancho desde los hombros hasta el inicio de la cola; con abundantes caireles.
Pecho: Ancho, redondeado, profundo y llevado más bien bajo.
Abdomen: Profundo y ancho con abundante plumón que lo hace más voluminoso y aparente, pero sin exceso.
Cola: Ancha y llevada casi horizontal. Las hoces cubren las timoneras, son cortas y están bien curvadas; las pequeñas además son abundantes.
Alas pequeñas, ceñidas y llevadas horizontales.
Muslos de longitud mediana, fuertes, gruesos, carnosos y cubiertos de plumas blandas y abundantes (sin formar cojín) que los hacen poco visibles.
Tarsos de longitud mediana, gruesos, bien separados, paralelos, moderadamente emplumados en la cara exterior y de color blanco rosado. Con cuatro dedos de unas blancas, bien puestos sobre el suelo y estando emplumados el externo y, algunas veces, también el mediano.

Morfología de la gallina.
Las mismas características que el gallo teniendo en cuenta las diferencias sexuales. La cresta es muy pequeña y el abdomen mucho mas desarrollado y aparente que en el gallo.

Variedades de color.

Cuclillo.
El color de conjunto es gris claro, con un barrado poco definido. Cada pluma esta compuesta de barras gris claro sobre un fondo negro. La esclavina y los caireles del gallo son brillantes con las barras en forma de V invertida. Este tipo de barras también aparecen en las coberteras de la cola y hoces. En las timoneras el barrado esta muy difuminado. Las marcas deben estar uniformemente repartidas por todo el cuerpo. El gallo suele ser de color mas claro que la gallina; esta tiene las barras negras más gruesas. El subplumón es grisáceo sin marcas.

Defectos graves: Remeras o timoneras blancas o completamente negras; presencia de plumas pardas, rojizas o doradas.

Blanca.
El plumaje y el subplumón son de color blanco puro.

Defectos graves: Reflejo amarillento en el manto.

Defectos graves en morfología general.
Presencia de jarrete de buitre; blanco en las orejillas; pigmentación amarilla de los tarsos y pico; ejemplares esbeltos; falta de plumas en los tarsos; cresta plegada hacia un lado en ambos sexos; peso inferior al indicado.

Esta entrada fue publicada en Razas de gallinas no españolas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *