Vaca Tudanca (Cantabria)

La vaca Tudanca

Fuente: alceda

 

Hay indicios de que esta vaca existia ya durante las guerras cántabras 19 d.C-29 d.C. Estaba vaca era utilizada por los antiguos guerreros cantabros para el trabajo en el campo, y la llamaban la vaca del país. La vaca tudanca es una raza autóctona de Cantabria con unas características muy particulares que trataré de enumerar y detallar en ésta página.
“Ágil, fuerte, sobria y resistente”, así sintetizaba el gran escritor cántabro José María Cosío a la vaca tudanca. Personalmente, a éstos apelativos yo le añadiría éstos otros: «Inteligente, dócil, noble, mansa, elegante, avispada y lista donde las haya». Se adapta perfectamente a toda clase de orografías y climatologías y aunque, por lo general, no es un animal generoso en cuanto a la producción de leche, tampoco es corpulento en demasía, sin embargo sus carnes son muy apreciadas y tiene unas cualidades innatas para realizar las actividades propias de la labranza, como son las de tiro y arrastre.

Sí, lo más relevante de esta raza es su fuerza. Parece difícil de entender que un animal no muy grande, pueda tener los arrestos, el empuje y el brío de la vaca tudanca. Aún no están muy lejos los años en que las tareas agrícolas se efectuaban con el apoyo de estos animales. La “pareja” de tudancas tirando del carro, de carretas, arrastrando madera, piedras… o surcando la tierra, era una imagen muy común en los pueblos de Cantabria. Es una pena que estas tareas ya no necesiten de su contribución y mayor desolación es que esto conlleva la extinción de la raza, y con ello desaparece también uno de los mayores símbolos de la identidad cántabra, como es la vaca tudanca. En la actualidad, Cantabria cuenta con 13.000 animales de ésta especie.

Su fisonomía se completa con el color característico de su piel. El toro es completamente negro, con una insinuante franja blanquecina a lo largo de su lomo. La vaca es apardada con diversas tonalidades. Lo más significativo de ella son sus cuernos, o astas, de color blanco con las puntas negras, y de múltiples figuras y formas, por lo general largos y curvos.

Buey Tudanco:
Otra Tudanca:

Esta entrada fue publicada en 04. Información otras especies. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *